Software, la industria que esquiva la crisis
Source: LaGaceta.com
Date: December 31, 1969

Como el turismo, el desarrollo de programas informáticos es una industria sin chimeneas. Pero a diferencia del primero, afectado severamente por la crisis económica mundial, el del software es un sector que logró, en general, mantener el nivel de actividad. Además, se encuentra en un escenario con grandes posibilidades de desarrollo y de generar ingresos genuinos a la provincia. Hace un año y medio, un grupo de jóvenes emprendedores tucumanos se asoció y conformó el llamado Clúster Tucumán Technology (CTT), con el objetivo de apuntalar la calidad de los productos y de los servicios de sus empresas, y de mejorar el posicionamiento hacia el mercado. Con el impulso y el respaldo económico del Instituto de Desarrollo Productivo (IDEP), habían advertido la necesidad de asociar sus compañías para propiciar el crecimiento del sector del software en la provincia. Actualmente, la actividad está dándoles satisfacciones: a pesar de la crisis, la mayoría de las PyME del sector en Tucumán ha logrado seguir concretando negocios con clientes locales, nacionales y del exterior. Cuatro empresarios del CTT (Miguel Merched, Martín Azar, Marina Sánchez y Jorge Leiro) dialogaron con LA GACETA y se mostraron optimistas respecto de la posibilidad de convertir a la provincia en un polo de desarrollo informático, aunque advirtieron, a la vez, que enfrentan una serie de obstáculos para cumplir el objetivo. Entre ellos, mencionaron que la mayoría de los empresarios tucumanos, a la hora de informatizar sus compañías y sus establecimientos productivos, recurre casi automáticamente a firmas foráneas, sin tener en cuenta que las empresas tucumanas ofrecen software de calidad, tanto o más seguro que los del mercado nacional o extranjero y mucho más barato. "Tal vez por desconocimiento, optan por comprar software en otras provincias o en el exterior a valores altísimos, ya que no sólo cuesta caro el producto, sino también el know how; es decir, las horas que los capacitadores les dedican al personal de las empresas, las noches de hotel, los viáticos, etcétera", explicó Marina Sánchez. Los jóvenes empresarios informáticos también reseñaron que algunas empresas del rubro y otras dentro del espectro económico tucumano, como los call centers, reciben subsidios para el pago de salarios y para el alquiler de locales que les permiten -además de ser empresas grandes y de capital extranjero- emplear mucha mano de obra calificada que podría ser aprovechada por la industria del software de Tucumán. Al respecto, uno de los grandes problemas que enfrentan las PyME del software es conseguir mano de obra calificada.

Back to the list